6. Batalla de Chiclana (5 de marzo de 1811)



El próximo 5 de marzo de 2011 se conmemorará el bicentenario de la Batalla de Chiclana, esta ruta es mi modesta aportación en memoria de las personas que, llegadas de tierras lejanas, dejaron su vida en nuestros pinares y playas.


RESEÑA HISTORICA

Desde enero de 1810 Cádiz y San Fernando estuvieron bajo el asedio de las tropas francesas, al mando del mariscal Víctor, cuyo Cuartel General se estableció en Chiclana.


En enero de 1811 el mariscal Soult ordenó a Víctor enviar casi la tercera parte de sus fuerzas en apoyo del asalto a Badajoz, dejando sólo 15.000 hombres sitiando Cádiz.
Los aliados vieron en la reducción de las fuerzas sitiadoras la posibilidad de liberar Cádiz. Un ejército de tropas aliadas, al mando del general La Peña, fue enviado por mar desde Cádiz a Tarifa con la intención de marchar hacia el norte y atacar la retaguardia francesa, simultáneamente las Fuerzas Sutiles de la Armada apoyarían esta acción atacando por el norte el flanco del ejercito francés en Rota y El Puerto de Santa María, y por el sur establecerían un puente flotante en Sancti Petri, que se situaría en el lugar ocupado anteriormente por la barca de Chiclana, para permitir el paso de las tropas aliadas con el propósito de atacar la posición francesa de "las flechas".
Pero el mal tiempo y una fuerza enemiga superior a la esperada en Medina Sidonia, dio como resultado un retraso de dos días sobre el plan previsto. Así desde el día 2 de marzo de 1811 la fuerza procedente de Cádiz, al mando del general Zayas, cruzaría el caño de Sancti Petri por el puente flotante, para establecer el atrincheramiento previo a la salida de las fuerzas que quedaban en Cádiz. La noche del 3 al 4 de marzo seis compañías francesas atacaron estas trincheras, obligando a las fuerzas españolas a replegarse y retirar el puente. La concentración de efectivos en la Punta del Boquerón, hizo sospechar al mariscal Victor que algo de estaba preparando.


Mapa de la Batalla de Chiclana
Autor: Alexander Keith Johnston para el libro "Alison's History of Europe"

El Estado Mayor francés, establecido en la Casa del Coto, que ya sabía que una fuerza aliada marchaba desde Tarifa hacia Cádiz, dispuso que sus fuerzas se escondiesen en los pinares de La Barrosa para sorprender a los aliados en su camino a Sancti Petri.
En la mañana del 5 de marzo los aliados alcanzaron el Cerro del Puerco, siendo atacados por el ejercito francés que les estaban esperando, simultáneamente las fuerzas concentradas en la Punta del Boquerón cruzaron el caño Sancti Petri, forzando la retirada de los franceses, que temerosos de quedar aislados entre las fuerzas aliadas y la costa huyeron hacia el norte.
La Peña ordenó a las tropas inglesas al mando del general Graham adelantar sus fuerzas hasta la torre Bermeja, dejando el Cerro del Puerco con un solo batallón para su defensa. Situación que aprovecharon los franceses para atacar con seis batallones y tomar la posición sin resistencia, ya que el batallón destacado abandonó el cerro para unirse a Graham.


Battle of Barrosa, March 5th 1811 (Institut Cartogràfic de Catalunya)

Este, desobedeciendo sus ordenes, volvió al cerro para atacar a los franceses, produciéndose un sangriento combate con muchas bajas en ambos bandos. Finalmente los franceses se retiraron hacia el norte. Durante la batalla, La Peña rehusó dar apoyo a Graham, a pesar de la reiterada insistencia del General Zayas.
La Peña insistió en desoír los planes de Graham para avanzar contra los franceses en Chiclana, e incluso se negó a enviar jinetes exploradores para ver lo que hacía Víctor.
En la mañana del 6 de marzo Graham, furioso con La Peña por su falta de apoyo, recogió a sus heridos y marchó hacia Cádiz
Después de permanecer en sus atrincheramientos durante la batalla, los españoles volvieron a la Isla de León el 7 de marzo de 1811.
El 8 de marzo, Víctor había vuelto a ocupar todas sus posiciones originales, y el asedio a Cádiz seguía como al principio.


RUTA DE LA BATALLA DE CHICLANA

Con el objeto de ver desde el mar los escenarios donde se libraron los distintos combates que dieron lugar a la Batalla de Chiclana, iniciaremos la ruta en la playa junto al puerto de Sancti Petri, pondremos rumbo sur, y después de doblar el espigón continuaremos paralelos a la costa por los acantilados, popularmente conocidos como "los barros coloraos".
Para realizar esta ruta, de unos 19 kms de recorrido, conviene salir entre hora y media y dos horas antes de la bajamar, para aprovechar la corriente de la vaciante y volver cuando comience la creciente.



Posición de las Flechas y Torre Bermeja
Entre los acantilados y el caño del Alcornocal, se situaba la posición francesa de "las flechas", así denominada por su forma zigzagueante que permitía su defensa, en caso de ser atacados, tanto por el frente como por la retaguardia.
Al final de "los barros coloraos", justo al comienzo de la espléndida playa de La Barrosa, nos encontraremos la Torre Bermeja de estructura cilíndrica y una altura de 8 metros, utilizada por los franceses como punto de vigilancia de la costa.
En la Edad Media, como complemento del sistema defensivo formado por castillos y fortalezas y una milicia que recorría a caballo la costa a diario, se construyó un rosario de torres vigías que jalonaban la zona costera desde Ayamonte a Gibraltar. Estas torres ponían en alerta a las torres vecinas mediante un sistema de ahumados y señales con fuego, avisando a las poblaciones para que estuviesen alerta.
Fue declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento (código: 110150008).
Gracias a encontrarse dentro de una propiedad privada se encuentra en un buen estado de conservación.



Casa del Coto

A la altura de la Torre Bermeja y unos 500 metros tierra a dentro se encuentra la Casa del Coto.
Fue un destacado puesto de mando francés durante el asedio a Cádiz de las tropas napoleónicas, tomado por las fuerzas aliadas el día de la Batalla de Chiclana y, a la retirada de estas, recuperado por los franceses.
Años mas tarde, acogió al Duque de Angulema durante el asalto de los Cien Mil Hijos de San Luis a Cádiz en 1823 para liberar a Fernando VII.
Actualmente, y después de haber "sufrido" una reforma en la que ha perdido sus características arquitectónicas, funciona como Centro de Interpretación del Litoral Chiclanero



Pinares y Playa de La Barrosa
Seguiremos la ruta paralelos a la playa de La Barrosa, en sus pinares, hoy día convertidos en zona residencial y hotelera, perdieron la vida miles de personas de distintas nacionalidades para satisfacer los aires de grandeza de algunos gobernantes y por la ineptitud de otros.



Torre del Puerco
La Torre del Puerco es de estructura cilíndrica y mide 8 metros de altura, al igual que la Torre Bermeja, fue construida en la Edad Media dentro del sistema defensivo de la costa.
Está declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento (código: 110150028).



Se encuentra en un lamentable estado de conservación, a pesar de ser una de las pocas edificaciones históricas con que cuenta Chiclana, hecho que no acabo de entender ya que su restauración sería una obra de bajo coste.



Loma del Puerco
En lo alto de la loma que arranca desde la playa, se desarrollaron los momentos mas sangrientos de la batalla. Desde hace varios años cada 5 de marzo, un grupo de ingleses rinde homenaje a sus antepasados que perdieron la vida en este lugar. Hace unos años se construyó un monumento en recuerdo de todos los que aquí murieron, con una placa que en varios idiomas dice:

El 5 de marzo de 1811 se libró en esta colina la "Batalla de Chiclana o de La Barrosa" contra las tropas napoleónicas, miles de soldados británicos, franceses, españoles, portugueses, polacos y alemanes, regaron con su sangre esta loma, hoy, ya en un nuevo milenio, los descendientes de aquellos soldados conviven en una Europa unida y en paz.
Con motivo del VII Centenario de Chiclana de La Frontera 1303 - 2003


Contemplando el escenario de la batalla descansaremos unos minutos, antes de emprender el regreso a Sancti Petri.




Batería de San Genís y Barca de Sancti Petri
De regreso a Sancti Petri, nos acercaremos a la playa de la Punta del Boquerón, parando justo enfrente de la rampa del puerto deportivo. Al desembarcar veremos los restos de una muralla, en este lugar estaba antiguamente la barca que cruzaba desde la Punta del Boquerón a la Punta de La Soledad, dando continuidad a la vereda Cádiz-Conil, aquí fue donde se tendió el puente de barcas que permitió a las tropas del general Zayas apoyar a las fuerzas aliadas.
Si nos adentramos en las dunas por este punto, podremos ver los restos de la batería de San Genís sepultados por las arenas.



Batería de Urrutia
.
Construida durante el siglo XVIII para defender, junto con la de San Genís y la que estaba situada en la Punta de La Soledad, la entrada a San Fernando desde el mar por el Caño de Santi Petri. El nombre de la batería se debe al general José de Urrutia, que fue Ingeniero General del Ejército Español. En 1845 se levantó un plano de la fortificación para proceder a su reforma, tras la cual presenta el aspecto actual. Presenta un deficiente estado de conservación y sus muros aparecen semiocultos por la vegetación que la envuelve, otorgándole un cierto matiz romántico a la ruina.

La Batería Urrutia, la Torre Bermeja y la Torre del Puerco: se encuentran bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. En el año 1993 la Junta de Andalucía otorgó un reconocimiento especial a los castillos de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Ahora solo nos queda disfrutar de un relajante baño en la Punta del Boquerón.


UN CUADRO DE LA BATALLA DE CHICLANA

Bataille de Chiclana, prés de Cadix, le 5 mai 1811

Localización: Château de Versailles
Autor: Louis-François, barón de Lejeune (1775-1848), General, pintor y litógrafo francés, veterano de las Guerras Napoleónicas. Nacido en Versalles, fue asistente de campo del General Berthier y tomó parte en numerosas campañas de Napoleón Bonaparte, que convirtió en motivos de su obra. La fama de la que disfrutó se debe a la veracidad y rigor de su obra, generalmente ejecutada desde esbozos hechos en el mismo campo de batalla.
En el cuadro, de grandes dimensiones: 2,1m x 2,5m, podemos apreciar muchos detalles que nos son familiares: los alcornoques, la Torre del Puerco, el Castillo de Sancti Petri, San Fernando, Cádiz, Torregorda, etc.
Si queréis apreciar mejor los detalles, en el Museo de Chiclana, que abrió sus puertas el 28 de julio de 2010, hay una reproducción del cuadro de gran tamaño y una magnífica maqueta de la batalla.


Bataille de Chiclana, prés de Cadix, le 5 mai 1811 (detalle)

Pero hay un detalle en este cuadro que me llama especialmente la atención, y creo que merece la pena conocer.
Muchas mujeres se alistaban en el ejercito francés cuando había guerras. Durante las batallas ayudaban a la moral de la tropa y servían como enfermeras. En otras ocasiones, trabajaban en cantinas y eran llamadas vivandière. Como los demás en el campo de batalla, llevaban uniformes, y en ocasiones vestían con pantalones.

D'autres officiers me citèrent Catherine Baland, vivandière du 95º régiment. Dans le moment le plus meurtrier de la bataille, cette femme parcourait les rangs et versait son eau-de-vie aux soldats pour les ranimer, en leur disant gaîment ces paroles encourageantes :
"Tiens, bois, bois, mon brave; tu me paieras demain".
Et pourtant, lorsqu'elle voyait tomber tant d'hommes à ses côtés, elle pouvait penser que le lendemain beaucoup de ses débiteurs manqueraient à l'appel.
La belle Catherine, devenue célèbre dans l'armée, et chantée par Béranger, n'a jamais été blessée ; elle reçut la croix en 1813, pour beaucoup de traits semblables de courage et de désintéressement.
Mémoires du Général Lejeune, París 1896

Algunos oficiales me nombraron a Catherine Baland, cantinera del 95º Regimiento. En el momento más sangriento de la batalla, esta mujer recorría las filas y servía aguardiente a los soldados para reanimarles, diciéndoles alegremente estas palabras alentadoras: "Toma, bebe, bebe, mi valiente, ya me pagarás mañana".
Sin embargo, al ver caer a tantos hombres a su lado, podría pensar que al día siguiente muchos de sus deudores estarían ausentes.
La guapa Catherine, llegó a ser muy célebre en el ejército, y cantada por Béranger, nunca fue herida; recibió la cruz en 1813, por sus desinteresados actos de valor.
Memorias del General Lejeune, París 1896.


Bataille de Chiclana, prés de Cadix, le 5 mai 1811 (detalle)

Otro interesante detalle del cuadro, un homenaje del autor a su compatriota el General de División del Primer Imperio Francés François Amable Ruffin (1771-1811), al que pintó herido junto a su caballo, mientras era apresado por los ingleses en la Loma del Puerco.
Ruffin se distinguió en las batallas de Austerlitz en 1805, Heilsberg en 1807 y particularmente en Friedland en 1807, lo que le valió el título de Conde del Imperio y el grado de General de División.
A causa de las heridas sufridas en la Batalla de Chiclana, murió el 15 de mayo de 1811 durante su cautiverio en Portsmouth (Inglaterra), recibiéndo honores militares por parte del del ejército inglés.
Su nombre figura inscrito en el Arco del Triunfo en París.


CONDECORACIONES DE LA BATALLA DE CHICLANA

Cruz de Distinción de la Batalla de Chiclana
Fue creada esta distinción por una Real Orden de 13 de febrero de 1815 para quienes participaron en la batalla del lugar. Tiene cuatro brazos rematados en la punta con un globo de oro, unidos los cuatro en su centro con dos ramas de laurel, y esmaltados por mitad de rojo y negro, separados estos colores por un filete de oro; en la parte superior lleva una corona, vallar o castrense, formada por un círculo de oro relevado de palos y estacas. Sobre el mismo lleva un lema en letras rojas que dice "Chiclana"; en el reverso otra inscripción con la fecha "5 de marzo de 1811". La cruz debía llevarse pendiente del ojal izquierdo de la casaca, con una cinta de color verde mar ondeado y dos listas de oro a corta distancia de sus bordes.
Fuente: www.coleccionesmilitares.com

Medalla conmemorativa del Centenario de la Batalla de Chiclana
Real decreto de 21 de julio de 1914: otorgada a los descendientes de los caudillos de aquella jornada y a cuantos hayan colaborado de algún modo a la conmemoración de ella.
Estrella cuyos cuatro brazos rematan en punta, con globitos de oro en los extremos, circundada por ramos de palma y de laurel. Se une por una anilla a una corona mural de oro con la inscripción CHICLANA
Anverso: armas de la ciudad con la inscripción CENTENARIO BATALLA CHICLANA MCMXI
Reverso: repartidos por los brazos de la cruz, la inscripción MRZ 5 DE 1811 - 1914
Cinta: verde mar ondeando, con dos filetes dorados a corta distancia de los bordes
Fuente: www.coleccionesmilitares.com
Por cortesía de Antonio Prieto Barrio (www.coleccionesmilitares.com) un interesante documento con la legislación relativa a la Cruz de la Batalla de Chiclana y la Medalla del Centenario: Condecoraciones de la Batalla de Chiclana


BIBLIOGRAFIA DE LA BATALLA DE CHICLANA

LA BATALLA DE CHICLANA
5 de marzo de 1811

Miguel Aragón Fontenla
Pedro A. Quiñones Grimaldi

Si estáis interesados en ampliar conocimientos sobre La Batalla de Chiclana, aquí tenéis un libro que, de una manera sencilla y concisa, explica los acontecimientos que dieron lugar a la Batalla de Chiclana, y el desarrollo de la misma.
Según sus autores: "El objeto de este trabajo no es otro que divulgar unos acontecimientos históricos y el entorno en el que se desarrollaron. No es por tanto nuestro propósito elaborar un libro de texto ni una tesis doctoral sobre el tema".


BAROSSA VALLEY


Por cortesía de Francisco Andrés Gallardo Alvarado, reproduzco su curioso e interesante artículo publicado el día 4 de febrero de 2011 en el Diario de Cádiz:

"La Barrosa está inundada.
Las inundaciones están asolando grandes regiones de Australia y aunque no está en el meollo de la catástrofe, el Valle de la Barrosa, Barossa Valley, también está sufriendo los temporales que en pleno verano asolan la gran isla austral.
Barossa Valley es una comarca en el sur del país, a unos 60 kilómetros de Adelaida, y su diseminada población de 20.000 habitante se distribuye entre varios pequeños municipios como Nuriootpa (el principal, con 4.000 vecinos), Tanunda, Kapunda o Angaston. Los viñedos pueblan este idílico valle aunque la cosecha del presente año parece que en buena parte se ha ido al traste.
Lo de llamar a este lugar de las antípodas como una playa chiclanera se debe a un coronel británico, William Light, que se licenció de su carrera militar y decidió terminar sus días en un rincón apartado de Australia, allá por 1837. Light quiso rendir memoria a sus compañeros de fatigas y tenía en la memoria el sufrimiento de la llamada batalla de La Barrosa, uno de los enfrentamientos que se produjeron durante el sitio de Cádiz entre las tropas napoleónicas y el ejército aliado compuesto por españoles e ingleses. En este año se cumple el bicentenario de ese combate en el que fueron derrotados los gabachos. Y Light quiso homenajear con esta toponimia australiana a tantos amigos fallecidos en la batalla chiclanera.
Los inmigrantes alemanes quisieron que ese valle de Australia se llamara Nueva Silesia, pero finalmente se impuso la denominación inglesa. Los ingleses, enamorados de los vinos jerezanos, fueron los que introdujeron el viñedo en Barossa Valley, el que es el principal recurso económico de esta comarca de 200 kilómetros cuadrados."


Wikipedia: Barossa Valley
Web oficial: Barossa - Australia´s most famous wine region


GENERAL GRAHAM


El pasado 12 de febrero de 2011, se descubrió un busto del general inglés Graham en los jardines de la Casa del Coto, que también llevan su nombre.
Por todos es sabido que, seis años después de darnos por todos lados en la Batalla de Trafalgar, los ingleses estaban en Cádiz por puro interés. La retirada del general Graham al finalizar la Batalla de Chiclana fue y sigue siendo muy controvertida.
¿Por que motivo se ha colocado un busto de un general inglés y no de uno español?
1. Reconocimiento histórico.
2. Interés político para captar el voto, con vistas a las próximas elecciones locales, de la numerosa comunidad inglesa existente en Chiclana, más interesada en su historia que nosotros.
Me decanto por lo segundo.

Diario de Cádiz 12 de febrero de 2011: Un busto recordará la figura del General Graham en los jardines que llevan su nombre


.

2 comentarios:

  1. estaremos en la recreación de la batalla seguro

    ResponderEliminar
  2. Excelente trabajo y exposición del tema.
    Es un placer entrar en el blog y encontrarse artículos de este calibre.
    Muchas gracias, Coco.

    ResponderEliminar